divendres, 27 de gener de 2012

LA PLAZA DE MI CIUDAD

¡Oh! Las cosas no son como realmente son. 365 días al año, 365 te vería diferente. (Tú me discribirás a mí) plaza de mi ciudad. Una bella plaza con mil árboles altos, verdes, con mi fuente y las pequeñas gotitas de agua jugando entre ellas.

Qué agradables los sonidos de las risas de los niños y niñas corriendo y riendo, las madres hablando entre ellas. Algunas pelotas se escapan, es cosa de niños.
                                          
Hoy me ves así Teresa, estás alegre y contenta, dichosos los ojos. Las dos nos sentimos bellas.

¿Ésta es la misma plaza? ¿La misma plaza de siempre?
Los pequeños gritones, las madres cuchicheando, la fuente te moja a traición. ¡Qué feas las estatuas! Alguien se ha meado en la pared. ¡Dejen ya de comer pipas!

Teresa, deja ya de mirarme, me estás poniendo nerviosa. Arregla primero tus cosas.
  Yo soy la plaza de siempre ¿y tú?
Escrit per la Teresa

1 comentari:

  1. Ben original això de què sigui la plaça la que parli. Molt bona idea Teresa!

    ResponSuprimeix