dimecres, 6 de juny de 2012

AZUL MOLECULAR


Llegó con las manos cuajadas de lluvia. Le ofrecí un lugar junto al fuego y se quedó. Mientras duró el invierno y las nieves cubrían los picos la vida fue plácida. Era extraño, melancólico y apacible, y yo lo amé. Un día, el sol empezó a despuntar entre las nieblas que desaparecían, la primavera olía ya en los rincones, y él se fue volviendo líquido. Su mirada, sus gestos, eran como agua que  se escapa entre los dedos. Un día llegué y ya no estaba. Divisé a lo lejos su silueta que poco a poco, bajo los rayos del sol, se fue transformando en arco iris.
 
Microrelat presentat per l'Antònia del nostre grup al concurs mensual del mes de maig de "estenochetecuento". Navegueu per la seva pàgina web i gaudiu d'aquest espai de microrelats.

"estimemlaparaula"

2 comentaris: